comunicacionnvTaller de comunicación No Violenta

La Comunicación No Violenta te ayuda a resolver conflictos pacíficamente, ya sean personales, familiares o laborales. Su objetivo es lograr la calidad de conexión necesaria para encontrar soluciones en las que las necesidades de todos queden satisfechas.

• Cómo expresarte plenamente de una forma en que los demás te puedan comprender, sin sentirse agredidos.
• Cómo escuchar a otra persona cuando está enojada, triste o confundida, ayudándole a sentirse comprendida y a aclararse lo que quiere, con lo que luego estará lista para escuchar tu punto de vista.
• Cómo escucharte a ti mismo cuando estás alterado, para serenarte y para saber qué es lo que realmente quieres, y así poderlo comunicar a los demás.

¿Quieres saber más de la Comunicación No Violenta?

Mira estos videos:

Entrevista a Rodrigo Suárez Hoffman:

¿Qué hacer con el enojo?

Introducción a la CNV por Marshall Rosenberg (en 2 partes, subtitulado):

Taller completo por Marshall Rosenberg (en 3 partes; para ver los subtítulos haz clic en “cc”):

Imparte el taller:

Rodrigo Suárez Hoffman:

Libera tu clown Imagen 8
He tomado cursos de Comunicación No Violenta (CNV) en Estados Unidos, Gran Bretaña y México, incluyendo un entrenamiento intensivo con Marshall Rosenberg, desarrollador de dicho modelo de comunicación. He aplicado las herramientas de la Comunicación No Violenta en mi vida personal con resultados impresionantes y he sentido la profunda satisfacción de ver cómo otras personas, con quienes he compartido dichas herramientas, se han beneficiado también de ellas.
Soy además profesor certificado de Técnica Alexander desde 1999.

¿Quieres leer un poco sobre mi experiencia personal con la Comunicación No Violenta?

Hace muchos años me tocaron maestros de Técnica Alexander que me enseñaron a no juzgar a la gente, si alguien hacía algo que no me gustaba trataba de entender por qué lo hacía. Me enteré, por ejemplo, de que la gente muchas veces es arrogante por inseguridad. Esta forma de entender a las personas me ayudó en gran medida a relacionarme de una forma pacífica. Pero algo faltaba…
Hace siete años tomé algunas sesiones de psicoterapia Gestalt y mi terapeuta me explicó que los sentimientos son útiles porque me avisan de mis necesidades: el miedo me informa que necesito protección, el enojo que necesito respeto, la alegría me informa que tengo lo que necesito, etc. Culturalmente hemos aprendido ideas de qué es lo que necesitamos. Si estoy cansado, por ejemplo, tal vez me diga a mí mismo: “Esfuérzate, no seas flojo”, que es como decir: “No debería necesitar descanso”. Ahora pienso que mi cuerpo sabe mejor que yo cuánto descanso necesito. Si me enojo por algo que alguien hizo, tal vez me diga a mí mismo: “Sé tolerante, esa persona hizo lo que hizo por algún motivo”. El problema de pensar así es que uno suprime algunos de sus sentimientos y sus necesidades, lo cual hace que acabe “explotando” en algún momento, o guardándose el resentimiento. ¿Cómo sé qué necesito realmente? Mis sentimientos me lo dicen, y los sentimientos los siento en el cuerpo. Gracias a ese terapeuta Gestalt aprendí a hacerle más caso a mis sentimientos como guía de lo que necesito.
Pero había algo que no me acababa de cuadrar: ¿Cómo hacerles caso a mis necesidades y a las de los demás? A veces me encontraba en un dilema: o le hacía caso a mi enojo, hablándole fuerte a la persona con la que estaba enojado, reafirmando mis necesidades (lo cual no me acababa de gustar porque también quería tomar en cuenta los sentimientos de la otra persona) o trataba de comprender a la otra persona (lo cual tampoco me acababa de gustar porque suprimía mi enojo y sacrificaba mis necesidades).
La solución llegó cuando me topé con un libro que desde el principio me atrapó: “Comunicación No Violenta: Un lenguaje de vida”, de Marshall Rosenberg. Ahí descubrí que existe una forma de crear la calidad de conexión necesaria para que las necesidades de todos queden satisfechas de forma pacífica.

 

Si quieres leer nuestros consejos de Comunicación No Violenta o enterarte de las fechas de nuestros talleres, comunícate con nosotros o síguenos en Facebook: www.facebook.com/cnvmexico